+54 (11) 5235 5458

info@dimens.com.ar

Inbound Marketing: ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

Inbound Marketing: ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

La era digital trajo consigo cambios a la hora de promocionar y ofrecer un producto o servicio. Aquí presentamos un proceso de atracción que busca captar potenciales clientes de forma no intrusiva, el inboud marketing.

 

El Inbound Marketing es un proceso digital que permite que los usuarios y clientes potenciales encuentren a las empresas en Internet y conozcan sus productos y servicios. Se trata de ofrecer valor de una forma no intrusiva, a diferencia de la publicidad tradicional, por lo que los consumidores no sienten que el fin es “venderles”.

 

El objetivo del Inbound es captar la atención del usuario, generar atracción y finalmente lograr que tenga un real interés por el producto o servicio que se ofrece. Para esto es necesario definir el perfil de los compradores ideales y comprender el camino de la compra de nuestros clientes.

 

¿Y cómo se atrae a un potencial cliente en internet? A través de la generación de contenidos de calidad, que despierten en la audiencia un interés genuino en el producto o servicio que estamos brindando. Por otra parte, y en el mismo sentido, es necesario entender cuál va a ser ese público, siendo el primer paso el tratar de conocer cuáles son sus intereses y dudas, para posteriormente ofrecerle contenidos que ayuden a resolver los problemas y mostrarle oportunidades no visualizadas. Es ahí en donde aparece la solución: el servicio o producto que ofrece tu empresa.

 

La metodología para el Inbound Marketing (en español Marketing de Atracción) es no intrusiva, esto es, no ir detrás del cliente activamente, como lo hace el marketing tradicional. En este caso los contenidos son la clave y la relación de ida y vuelta con el cliente es el objetivo final. Esta estrategia no sólo apunta a más ventas, sino a la fidelización de los mismos.

 

Los cuatro fases del Inbound Marketing son:

 

  • Paso 1: Atraer
    El primer paso es el de “atraer” a los posibles clientes, llamados leads. Para eso se utilizan las herramientas de marketing de contenidos, las redes sociales, y la optimización en buscadores.
  • Paso 2: Convertir
    El segundo paso es “convertir”, o sea, que los clientes entren en acción, que les interese el producto o servicio. Las herramientas en este caso buscan agilizar las vías de compra y de contacto, y hacer fluir el negocio.
  • Paso 3: Cerrar
    Queremos que los usuarios se conviertan en clientes, o sea, que nos compren. Definitivamente en este punto hay que personalizar los mensajes para un público que ya tenemos segmentado.
  • Paso 4: Fidelizar
    Por último, y vital para cualquier tipo de empresa, hay que “fidelizar” a los clientes. Que sea el portavoz, que le cuente a sus conocidos los beneficios, los productos y servicios de la empresa con entusiasmo. Por lo tanto, estos son los embajadores de la marca.

 

Klimbit te presenta esta herramienta que te permitirá optimizar tu plan digital de negocio y ayudarán a mejorar las ventas de tu producto o servicio.

 

KLIMBIT: “El Impulso que tu empresa necesita”